lunes, 12 de junio de 2017

Mejorar la escuela

USAR LA NEGATIVIDAD PARA CRECER


Fijarse en el mundo y ver gente que te inspira, es una experiencia muy enriquecedora. A veces tenemos personas en nuestro entorno que luchan día a día por superarse, mientras que nosotros malgastamos el tiempo quejándonos de cosas que si nos paramos un segundo a pensar, no tienen importancia. 

Como maestra creo que la lucha contra el acoso escolar tiene dos vertientes necesarias. Y que sin el trabajo de una de ellas, la otra se hace insuficiente. 

Es importante, crear canales de comunicación que permitan al alumnado expresar sus necesidades para evitar que los actos que les causan daño físico y mental sigan ocultos, para la comunidad educativa. 



Como profe, me llena de terror la posibilidad de que en mi aula o centro se den situaciones de acoso escolar de las que no sea conocedora y no pueda entonces mediar para solventarlas. Por ello, debemos seguir formándonos y buscando recursos para ser capaces de identificar perfiles y situaciones de acoso escolar. 

Y el otro punto, que creo que es totalmente necesario para la creación de espacios seguros en los que los niños puedan desarrollarse sin complejos, es abrir las mentes a la diversidad

Creer que todos somos iguales y que debemos opinar, hacer, creer y sentir lo mismo, además de ser ridículo es aburrido. Desde que llegan a la escuela el primer día, los maestros debemos empezar a inculcar una visión positiva de la diversidad, hacer entender a los niños que ser todos diferentes enriquece, nos aporta y que por ello, no puede ser NUNCA motivo de exclusión. Al final, se trata de dejar un espacio para la individualidad y que cada niño crezca sin que sea juzgado ni pensando en que puede y debe juzgar a otros. 

Os dejo un vídeo de una de esas personas, que como decía en un principio, inspiran. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario